Noticias......

Loading...

lunes, 24 de octubre de 2011

MATRIMONIO Y FILIACIÓN EN EL DERECHO VENEZOLANO

http://www.monografias.com/trabajos64/matrimonio-filiacion-derecho-venezolano/matrimonio-filiacion-derecho-venezolano.shtml

CARACTERES Y CLASIFICACIÓN DEL DERECHO PATRIMONIAL FAMILIAR

CARACTERES
En orden a los Derechos Patrimoniales subjetivos, en el Derecho de familia no puede hablarse de la reciprocidad que caracteriza los derechos patrimoniales no familiares y es que en el derecho privado, toda prestación implica una contraprestación y a toda acción de hacer o dar corresponde recíprocamente otra de dar o hacer. No ocurre lo mismo cuando se trata de relaciones patrimoniales familiares ya que no existe en este campo la reciprocidad,  por lo que no podría el padre que presta alimentos a su hijo, por ejemplo,  reclamar de éste una contraprestación, pues los Derechos Patrimoniales familiares no son recíprocos.
No quiere decir ésto que, debamos entender que el hijo, no esté obligado a prestar alimentos a su padre, lo que ocurre, especialmente en el caso de la obligación alimentaria, es que el binomio derecho-deber se gradúa y desplaza alternativamente según las necesidades y los medios económicos de las partes, por lo que puede hablarse más bién , de la existencia de una situación de mutua cooperación, no con tendencia a establecer beneficios individuales entre los miembros del grupo familiar, sino de todos sus integrantes. 
En este mismo sentido, los derechos patrimoniales familiares son irrenunciables, cuando esa renuncia significa lesión a la estabilidad familiar. Por ello, no podría válidamente el padre, renunciar al derecho de administrar los bienes de sus hijos sometidos a patria potestad,  pues tal renuncia aparejaría las desarticulación y el consecuente daño de la organización familiar.
Únicamente en casos excepcionales se admite la renuncia a estos derechos; casos previamente establecidos por la Ley y admitidos porque con su ejercicio, no llega a causarse lesión al grupo familiar; y por el contrario, a veces se coadyuva a su estabilidad.
CLASIFICACIÓN
Conforme a su estructura, los Derechos Patrimoniales Familiares, pueden clasificarse, igual que los no familiares, en dos grupos:
Derechos reales y Derechos de Crédito u obligaciones; siendo ejemplo del primero el derecho de cada cónyuge sobre los bienes y rentas de la comunidad conyugal, en tanto que serán derechos de crédito, el derecho de alimentos entres cónyuges y parientes, así como las responsabilidad por la administración de los bienes de menores por parte del padre y el tutor.
Además de la anterior clasificación,  podemos señalar la siguiente conforme a las disposiciones del Código Civil:
1.       Regímenes de comunidad y de separación de bienes (matrimonio)
2.       Régimen de usufructo sobre bienes propios del cónyuge, por el otro cónyuge. (comunidad)
3.       Regímenes de administración de bienes de incapaces. (patria potestad o tutela)
4.       Regímenes relativos a la sucesión. (parentesco y estado conyugal)
5.       Regímenes alimentarios. (parentesco y estado conyugal).

domingo, 23 de octubre de 2011

EL VINCULO PARENTAL COMO FUENTE DEL DERECHO PATRIMONIAL FAMILIAR

En el Derecho de Familia, siempre predomina  la relación personal   sobre la patrimonial y ésta nunca existe si no existe previamente aquella. Así pues, para el nacimiento  o adquisición del derecho patrimonial familiar, debe existir previamente una relación parental, un estado familiar, una determinada potestad.  Por tanto, no existirá derecho de suceder, o derecho de alimentos, si no existe un vínculo parental o conyugal entre ellos. 
                                                        

sábado, 22 de octubre de 2011

EL DERECHO PATRIMONIAL FAMILIAR Y SUS DIFERENCIAS CON EL DERECHO PATRIMONIAL COMÚN

La primera diferencia que encontramos entre ambos regímenes viene dada por la finalidad que cumple, en el caso del derecho patrimonial común, la finalidad es satisfacer el interés del individuo, en tanto que en el derecho patrimonial familiar se atribuye a la persona en función de la posición que ocupa dentro del grupo familias, con el fin de conservar éste y proteger su estabilidad. Por ejemplo el Art. 267 del Código Civil, atribuye a los padres la administración de los bienes de los hijos sometidos  a Patria Potestad, no en consideración a los padres como individuos, sino a su condición de ductores  del grupo familiar con la finalidad de promover la conservación del grupo y su prosperidad. En razón de ello, tales derecho no tienen la amplitud y extensión de los derechos patrimoniales comunes sino, que por el contrario, se encuentra profundamente limitados, al punto que en algunos casos la facultad de disposición no existe o se halla reducida a ciertos límites preestablecido por el legislador.

Otra diferencia entre el derecho patrimonial común y el familiar es que, el primero la regulación de las relaciones jurídicas se deja a la libre voluntad individual, sin más limitación que las que imponen el orden publico  y las buenas costumbres, en cambio que en el derecho patrimonial familiar predomina el carácter obligatorio de la norma, por lo que el ejercicio del derecho viene a quedar sustraído  de la libre determinación de las partes, y que sólo por vía de excepción se concede al individuo la libertad de regular la relación.

Para finalizar, los derechos patrimoniales familiares, en cuanto derivan e una relación familiar, son siempre erga omnes, es decir que tienen eficacia frente a todos, tal y como ocurre con los estados personales. Por lo cual, bastará con probar el vínculo parental mediante acta del estado civil, la posesión de estado o cualquier otro medio de prueba idóneo, para que quede igualmente probado el derecho patrimonial que de tal vínculo se deduce.

DERECHO PATRIMONIAL FAMILIAR

Al hablar de Derecho de Familia, nos referimos a un grupo de normas que regulan a la familia como institución, dictando normas generales  que deben ser obedecidas para asegurar la estabilidad de dicha institución familias. Es así como  se establecen disposiciones de contenido personal que se refieren a la union del hombre y la mujer (matrimonio), a los efectos de la procreación (filiación), etc.,como también de contenido patrimonial, encaminadas a regular lo relativo a los bienes durante la existencia del matrimonio y a las obligaciones de contenido económico que se deben los parientes entre sí.

Asi pues, el Derecho de Familia, puede considerarse separado en dos aspectos: el personal, que regula las relaciones personales en el campo de la familia y otras de contenido puramente económico, que será objeto de estudio en las siguientes lineas.

Concepto:
"El derecho patrimonial familiar es el conjunto de relaciones jurídicas de contenido económico, que surgen como consecuencia de los vinculos familiares o de los estados personales consagrados en el Derecho de Familia."

Este derecho patrimonial familiar, que a veces viene a reproducir figuras del derecho patrimonial común, otras veces constituye instituciones espaciales con carácteres muy particulares; por lo que para estudiarlo no puede recurrirse a los principios que rigen al derecho común; especialmente porque, como ocurre en general en el Derecho de Familia, en el derecho patrimonial familiar se tiene en cuenta, antes que el individuo, el fin superior de proteccion y defensa del grupo familiar.





LA OBLIGACIÓN DE ALIMENTOS EN LA CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Artículo 76. La maternidad y la paternidad son protegidas integralmente, sea cual fuere el estado civil de la madre o del padre. Las parejas tienen derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos o hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará servicios de planificación familiar integral basados en valores éticos y científicos.
El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos o hijas, y éstos o éstas tienen el deber de asistirlos o asistirlas cuando aquel o aquella no puedan hacerlo por sí mismos o por si mismas. La ley establecerá las medidas necesarias y adecuadas para garantizar la efectividad de la obligación alimentaria.

PROCEDIMIENTOS PARA LA RECLAMACIÓN DE ALIMENTOS

La legislación venezolana contiene sistemas diferentes en relación a los Procedimientos Judiciales para la reclamación de alimentos, el sistema previsto en el Código de Procedimiento Civil y el previsto en la Ley Orgánica del Niño, Niña y Adolescente, correspondiendo a cada caso específico.
El Código de Procedimiento Civil, prevé como vía para reclamar alimentos, stricto sensu, en los casos que no correspondan a LOPNNA,  dos procedimientos diferentes: El del procedimiento breve y el del procedimiento ordinario.
El procedimiento breve (Arts. 747 al 751 CPC) debe seguirse siempre que conste de modo auténtico la cualidad de acreedor u del deudor de la obligación alimentaria, en virtud del cual pretenda el demandante su derecho alimentario, ello independientemente de que exista o no presunción grave del estado de necesidad del reclamante y de la  capacidad económica del demandado, ya que ambos extremos pueden comprobarse o desvirtuarse dentro del correspondiente debate probatorio.
A solicitud del demandante y con base a los elementos  y pruebas que consten en autos, el juez puede, aún antes de dictar sentencia, fijar provisoriamente el monto de la pensión que el demandado debe entregar al demandante, mientras dure el proceso, y tal decisión es apelable en un solo efecto.
Para estos casos, de fijación provisional de la pensión, el juez puede además dictar las siguientes medidas:
·         Ordenar al deudor de sueldos, salarios, pensiones u otras remuneraciones o rentas del demandado, la retención de la cantidad fijada como pensión alimenticia provisional y la entrega al reclamante de alimentos.
·         Ejecutar sobre bienes del demandado cualesquiera medidas que considere necesarias para asegurar la entrega de la pensión alimentaria provisional fijada.
El procedimiento ordinario, establecido en nuestro Código de Procedimiento Civil, debe seguirse cuando la cualidad del acreedor y del deudor de la obligación alimentaria no conste de modo auténtico, y la prejudicialidad sobre parentesco impide seguir el procedimiento breve.
Para los casos en los que el reclamante o beneficiario de la obligación sea niño, niña o adolescente, la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña o Adolescente, tal obligación se encuentra prevista en los Arts. 365 al 384, señalando éste último  que la fijación y revisión del monto de la Obligación de Manutención debe ser decidido por vía judicial, siguiendo el procedimiento previsto en el Capítulo IV del Título IV de dicha Ley. Y para los casos de convenimiento (Art. 375 LOPNNA)  el procedimiento  será el de Jurisdicción Voluntaria previsto en los  Arts. 511 y siguientes de la misma Ley Orgánica.

viernes, 21 de octubre de 2011

NACIMIENTO Y EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA

Nacimiento:
Tiene vigencia desde el momento en que  el obligado convenga en prestar alimentos a sus parientes necesitados, o desde que sea judicialmente compelido a ello, lo que quiere decir que existen dos vías para la reclamación de alimentos, que son:
  1. Vía Judicial:  La obligación nacera desde el momento en que el Juez se pronuncie fijando la cantidad que debe pasarse al alimentario.
  2. Vía Extrajudicial: En éste caso la obligación nace cuando el obligado es requerido a ello por algún organismo encargado y competente.
En todo caso, si después de hecha la asignación de alimentos, ocurriera alguna alteración en la condición del que suministra o del que los recibe, el Juez podrá acordar la reducción, cesación o aumento de los mismos según las circunstancias.


EXTINCIÓN:
La extinción de la obligación, sucede en dos casos:
  1. Por pérdida del derecho: El derecho se pierde, cuando se incurre en las causales previstas en el Art. 300 Código Civil.
  2. Por cesación:  Ocurre por la alteración en las condiciones, bien de quién recibe los alimentos, por adquirir los medios de fortuna suficientes para sobrevivir sin ayuda,  bién de quien los dá, por caer en situación de precariedad económica. También por extinción del vínculo que dío origen a la obligación, por anulación o disolución del matrimonio y revocación o impugnación de la adopción.

LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA

Antes de entrar a estudiar  la obligación alimentaria, creo importante, revisar que con considerados "alimentos".  Según Cabanellas,  "son las asistencias que en especie o en dinero, y por Ley, contrato o testamento, se dan a una o más personas para su manutención y subsistencia; estos es, para comida, bebida, vestido, habitación y recobro de la salud, además de la educación e instrucción cuendo el alimentista es menor de edad."

La obligación alimentaria, es la obligación recíproca que la Ley impone  entre pariente próximos para que se socorran mutuamente  en caso que algunos de ellos caigan en pobreza, o en casos de menores o incapaces. 


Nuestro Código Civil, señala, Art. 282 "El padre y la madre están obligados a mantener, educar e instruir a sus hijos menores. Estas obligaciones subsisten para con los hijos mayores de edad, siempre que éstos se encuentren impedidos para atender por sí mismos a la satisfacción de sus necesidades."

Ahora bien, el vocablo alimentos proviene del Latín: Alimentum, de Alo, nutrir. Pero jurídicamente, tiene un sentido mucho más amplio, comprende todo aquello que una persona tiene derecho a percibir de otra, por ley, declaración judicial o convenio, para atender a la subsistencia decorosa de una persona indigente o impedida de procurársela por sí misma. Consiste  tal obligación en alimentos stricto sensu, vestido, salud, educación e instrucción profesional; bienes indispensables para el desarrollo de la vida psico-física y espiritual del titular del derecho alimentario. 

Para que surja la obligación alimentaria, deben pues, concurrir tres condiciones o supuestos necesarios:
  • Que exista una persona incapaz de costear por sí sola a la satisfacción de sus necesidades vitales.
  • Que esta persona necesitada se halle ligada por un vínculo parental a otras a quién la Ley imponga la obligación de prestarle alimentos.
  • Que la persona obligada se encuentre en capacidad econónica de proporcionárselos.